Medellín le da ejemplo al país

Marzo 07 de 2013

Tomado de El Tiempo

REDACCIÓN EL TIEMPO ZONA|

Es la primera ciudad en implementar con éxito la sustitución de los vehículos de tracción animal.

Los animales no son cosas, son seres ‘sintientes’, así quedó establecido en el acuerdo 22 de 2007, mediante el cual se estableció una política pública para la protección integral de la fauna del municipio de Medellín. “Las situaciones de maltrato a que se sometían los equinos y la necesidad de terminar estas, así como la búsqueda de una armonía con la política pública vigente para la protección de los animales, unidas a la voluntad política que existía en el momento, hicieron que la alcaldía, en el año 2008, tomara la iniciativa de crear un programa de sustitución de vehículos de tracción animal”, relató Mónica Jaramillo, subdirectora de Ambiente de la alcaldía de Medellín*.

Para el año 2010 ya se habían beneficiado 231 cocheros (el total de la población de carreteros en la ciudad en ese momento) y 181 caballos fueron entregados en adopción. El proceso de remplazar las ‘zorras’ por vehículos –carromotos- duró un año y tuvo un costo de $ 2.838.173.396.

Mónica Jaramillo, subsecretaria de Ambiente de Medellín, conocedora de otros procesos similares que se adelantan en el país recomendó: “Es muy importante que los carreteros conformen una asociación o cooperativa, debidamente constituida, que luego el municipio pueda contratar para el manejo de residuos. Se debe hacer una caracterización rigurosa de la población de carreteros, quiénes son, dónde viven, cómo viven, etc. Recomiendo revisar cuánto presupuesto hay y con base en eso desarrollar la estrategia. De no planearse bien, pues son procesos sociales complejos, podría crear un problema de orden público”.

¿Cómo fue el proceso de sustitución en Medellín?

A cada cochero se le entregó un ‘plante’ de 7 millones de pesos, a este proceso se le llamó ‘alternativa de sustitución’. Había dos posibles alternativas. Individual: personas o grupos familiares que deciden no seguir con el oficio de recolección y transporte de escombros y otros residuos; 89 personas se acogieron a proyectos de emprendimiento como manejo de ganado, almacenes de abarrotes y viandas, ampliación de viviendas para alquiler y siembra de pequeños cultivos, entre muchos otros. Colectiva: formación de la Cooperativa de Asociación de los cocheros, para la recolección y el transporte de escombros, acompañado por la Secretaría de Desarrollo Social. Se entregaron 142 motocarros en remplazo de las carretas.

Así fueron las fases del proceso que llevaron a Medellín a ser un ejemplo:

-Caracterización de la población. Visitas domiciliarias y encuestas que arrojaron el perfil de cada cochero así como la identificación de las personas a cargo.

-Acompañamiento y capacitación. Campañas de sensibilización en valores como el respeto a la diferencia, la paciencia, amor por los animales y productividad.

- Evaluación de alternativas de sustitución de la actividad económica. A cada cochero se le entregó un plante de 7 millones para ser utilizado de manera individual o colectiva: para remplazar por motocarro o para acogerse a actividades alternativas de emprendimiento.

-Entrega simbólica de alternativas: Eventos en la que los cocheros llevaban el caballo para sensibilizar a la ciudadanía con el proceso.

- Entrega física de lo acordado. Valoración médica y adopción de los equinos, y revisión de los perfiles de quienes adoptaban. Entrega oficial de los carromotos.

Los carreteros en Latinoamérica

La Plata y Buenos Aires, Argentina, así como Montevideo, Uruguay, son algunas de las ciudades donde todavía, al igual que en Bogotá, hay un significativo número de recicladores –también conocidos como cartoneros-, que realizan su actividad apoyados por caballos.

En Argentina, organizaciones defensoras de animales han pedido la elaboración de un censo para determinar cuántas personas se dedican a este oficio y cuántas de ellas utilizan caballos para la carga de materiales.

Hasta mediados del año pasado, en Paraguay aún se trabaja por abolir la tracción a sangre (como allí se denomina) y se hacían avances para cambiar el uso de caballos por motos.

En Montevideo, Uruguay, hay quienes aseguran que unos 5 mil caballos son usados para este fin.

*Trabajo de Investigación “La revolución de los animales no humanos, su lugar en el Derecho”. Realizado para optar al título Magíster en Derecho, Universidad de Antioquia. Autora Mónica Jaramillo Palacio.

Redacción El Tiempo Zona



Esta noticia no es propiedad de FAUNA. Los comentarios serán moderados y no se responderán individualmente