Por pesca ilegal, la Armada Nacional retuvo cuatro barcos costarricenses

Enero 19 de 2012

Tomado de El Tiempo


Durante la inspección a las embarcaciones fue hallado por la autoridad pesca blanca y tiburón, carga que será pesada una vez los pesqueros lleguen al puerto de Buenaventura el día de mañana.
Henry Ramírez

Las naves extranjeras fueron interceptadas por la Fuerza Naval del Pacífico en aguas de Buenaventura y Chocó. Continúan los operativos.

Por: Elpais.com.co | EFE

Cuatro embarcaciones costarricenses que practicaban la pesca ilegal en aguas del suroccidente colombiano han sido interceptadas en los últimos dos días por la Fuerza Naval del Pacífico.

Las retenciones de estas embarcaciones extranjeras han tenido lugar en el Parque Natural Malpelo (Valle) y en Chocó.

Las interceptaciones ocurren en medio de la denuncia hecha por la consejera presidencial para la Biodiversidad, Sandra Bessudo, de que unos pesqueros de bandera, al parecer, costarricense, causaron la muerte de unos 2.000 tiburones en los alrededores de la isla de Malpelo.

Los escualos murieron tras haber sido sometidos a la práctica de aleteo, según informes que Bessudo obtuvo de unos buzos rusos que viajaron al territorio de ultramar.

La Fuerza Naval del Pacífico comunicó que la cuarta embarcación es una lancha artesanal, con matrícula ecuatoriana, denominada 'Niño Andy', la cual fue ubicada a 72 millas náuticas de la población de Charambira, Chocó, cuando el buque ARC 'Medardo Monzón' efectuaba operaciones de control marítimo. En la lancha viajaban tres ecuatorianos.

Dato clave

El delito

Las embarcaciones foráneas retenidas deben responder por la presunta violación de fronteras para la explotación o aprovechamiento de recursos naturales y por ilícita actividad de pesca, según los artículos 329 y 335 del Código Penal Colombiano.
La pesca está prohibida en el Santuario de Fauna y Flora de Malpelo, el cual fue declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco desde el 12 de julio del 2006.

Tras una inspección fue hallada una carga de pesca blanca, la cual fue transportada hasta Buenaventura y fue dejada a disposición del Instituto Colombiano para el Desarrollo Rural, Incoder. Los tres extranjeros fueron dejados a disposición de la Capitanía del Puerto.

Esta retención se suma a las de otras tres embarcaciones costarricenses que desarrollaban faenas ilegales en aguas territoriales del océano Pacífico, informó esa institución mediante un comunicado.

Cerca de Chocó fueron interceptadas las naves "Somarvi I" y "Jhonnatan 3" apenas 24 horas después de interceptar en el parque natural de Malpelo la embarcación de nombre "Yamauri No.1".

En dicha reserva natural, ubicada en la isla del mismo nombre, se presentó hace tres meses una muerte masiva de tiburones a los que les habían sido cortadas las aletas que también fue atribuida a pescadores ilegales de Costa Rica.

Según el documento de la Armada, el buque ARC "Jaime Cárdenas" adelantaba labores de control a 105 millas naúticas al oeste del municipio de Pizarro, en el departamento colombiano del Chocó (noroeste), cuando detectó la presencia de los barcos "Somarvi I" y "Jhonnatan 3".

A bordo del primero viajaban cuatro ciudadanos costarricenses, de los que uno era menor de edad, mientras que en el segundo había dos tripulantes de esa misma nacionalidad y otros dos nicaragüenses.

Las autoridades hallaron en los registros "pesca blanca y tiburón", productos similares a los encontrados en la nave interceptada horas antes, "Yamauri No.1", donde había atún, pez dorado y tiburón.

Los cinco tripulantes de "Yamauri No.1" , que también contaban con un menor de edad en el grupo, fueron conducidos al puerto de Buenaventura, ubicado en el departamento de Valle del Cauca, para ser puestos a disposición de las autoridades migratorias junto a los demás centroamericanos detenidos.