Buscan prohibir toda clase de espectáculos con animales

Noviembre 09 de 2011

Tomado de Terra

El representante de la Animal Defenders International (ADI) aseguró que aunque estos proyectos actualizan multas y penas, “con los legisladores ha sido complicado tratar el tema de que todo sea carcelable, pero ya hay un avance importante”. Foto: AFP
Si esta iniciativa es aprobada, todos los espectáculos con animales serían prohibidos en el país.
09 de noviembre de 2011Foto: AFP

La bancada animalista en el Congreso radicó este miércoles un proyecto de ley que prohíbe espectáculos en los que la violencia contra los animales sea la protagonista. La iniciativa se suma a otros proyectos que ya avanzan en el legislativo.   

El proyecto prohíbe los vehículos de tracción animal como las ‘zorras’, ordena acabar con las corridas de toros, las peleas de gallos y perros. Además se actualizan las irrisorias multas contra los agresores.

Pero la iniciativa de los senadores Jorge Londoño del Partido Verde y Camilo Sánchez del Partido Liberal, no solo contempla prohibiciones, también ordena que en los colegios se dicte la cátedra de civismo para evitar la violencia contra animales. “Hacemos conciencia de que somos una minoría en el mundo que permiten el maltrato animal”, dijo el senador Sánchez.

Esta iniciativa se suma a la prohibición en Colombia de los circos itinerantes que precisamente este miércoles se va a debatir en el Congreso. También cursa el proyecto que actualiza la penalización del maltrato animal modificando las penas y en la que se quiere castigar con cárcel a los reincidentes de violencia contra animales.

El representante de la Animal Defenders International (ADI) aseguró que aunque estos proyectos actualizan multas y penas, “con los legisladores ha sido complicado tratar el tema de que todo sea carcelable, pero ya hay un avance importante”.

Asociaciones que protegen animales y los más de 18 congresistas que hacen parte de la llamada ‘bancada animalista’, esperan que los legisladores asuman el reto de la protección animal como ya sucede en la mayoría de países del mundo