Marcha pacífica de 2.000 perros "bravos"

Agosto 29 de 2011

Tomado de El Colombiano

Perros 'bravos' casi ni ladraron
Hernán Vanegas | Mal contados, unos dos mil perros de razas consideras "agresivas" marcharon con sus amos ayer. La caminata tuvo como objeto llamar la atención sobre la nobleza de estos animales para evitar que prospere una ley que busca esterilizarlos y dejarlos encerrados. Sería la extinción de la raza, piensan sus amos.

AYER, UNOS DOS mil, entre Pitbull, Bull Terrier y Rottweiler, caminaron con sus amos hasta La Alpujarra. Amos rechazan estigmatización.

Gustavo Ospina Zapata

Cualquiera pensaría que juntando a casi dos mil perros Pitbull y Bull Terrier en un solo lugar lo que se arma es una "matazón", en especial por la fuerza de estos animales y su fama de agresivos. Pero no.

Ayer se dio esta escena junto a la estación Estadio del metro y fue tan apacible que, incluso, ni ladridos fuertes se oyeron. Todos, con sus amos y sin bozal, fueron convocados a una marcha de rechazo a un proyecto de Ley -el 038 de 2011- que busca imponer normas más severas con estas y otras razas de perros consideradas peligrosas.

Los dueños piensan que estos canes en sí no son una amenaza para la sociedad, sino sus amos.

"Por unos pocos que no saben criarlos, no podemos pagar todos. Se debe culturizar, no castigar", exigió Vladimir Bolaños, presidente de Amigos por Siempre, una fundación que busca defender a los animales y promover la cultura de su tenencia.

"Queremos que las leyes tengan en cuenta a las personas que tenemos animales y que trabajamos en defensa de ellos", añadió Luis Fernando Yepes, vicepresidente del mismo colectivo.

La marcha buscó demostrar que ni Pitbull ni Bull Terrier ni Rottweilers son perros asesinos, sino que mal entrenados o mal tenidos pueden llegar a ser agresivos.

"Mi perro se llama Rockus, lo tengo hace dos años y nunca ha agredido a nadie ni me da problemas", sostuvo Andrés Múnera, mientras caminaba junto a él por la carrera 70 y por San Juan con destino a La Alpujarra, en compañía de cerca de otras 1.500 personas, la mayoría con dos o tres mascotas de la misma raza.

La verdad, en la caminata, que buscó llamar la atención y apoyo para que esa ley no prospere, no hubo peleas ni signos de agresividad de los perros hacia las personas.

La total ternura
La mejor muestra de ternura la dieron Pinocho y Tara, dos Pitbull que lamían mimosamente a Chiqui, un Pinscher que, aunque no se cansó de ladrar, correspondió a los mimos de los otros, con los que convive en la misma casa y "nunca me lo han tocado, antes me lo cuidan", aseguró Rosa Holguín, la dueña.

Hubo otras escenas de convivencia ejemplar. Johanna Villegas, una caminante y que tiene como mascota a Venus, una ejemplar blanca de raza Bull Terrier, expresó su tristeza si se llegara a cristalizar el proyecto de Ley 038, que implicaría la esterilización de su perra y no poder volver a salir con ella a las calles.

"¿Cómo voy a dejar encerrada a mi niña si es mi mejor compañía?", se preguntó Johanna, que caminó junto a su esposo y un Pitbull que comparte casa con su Venus.

La idea de volver más severa la ley contra estas razas provino luego de que tres Rottweilers le dieran muerte a una joven -Julieth Donado- en una finca de Caucasia, cuando ella ingresó a la medianoche a un recodo de la vía a hacer una necesidad fisiológica, hecho ocurrido el pasado 28 de julio.

Se dijo, en su momento, que esos mismos perros ya habían matado a otras tres personas, por lo cual fueron sacrificados.

Aunque los marchantes lamentaron estos casos, fueron claros en expresar que, "los perros son amigos, no asesinos" y "los asesinos son los amos y no los perros", como pregonaban sus consignas.

"Ellos son como los niños, como vos los criás así se portan. No hay que castigarlos ni golpearlos, sólo jugar a darles recompensas", sentenció Raúl Múnera.

» Contexto

Las leyes serían mucho más severas

Por la Ley 746, un perro que se considere peligroso debe tener registro en la Alcaldía, no salir sin bozal y el amo tener una póliza que indemnice a personas atacadas. El proyecto Ley 038 propone su esterilización, lo que extinguiría la raza. Penaliza con cárcel a quienes importen, vendan, donen o promuevan peleas entre ellos. Y les restringe su circulación en el perímetro urbano. La 746 considera peligrosas 13 razas. El proponente de la 038 es el representante Humphrey Roa y se apoya en las muchas víctimas que ataques de estos perros han dejado en el país.